Es tiempo de atardeceres.

El final del verano suele darnos atardeceres muy relevantes. Las buenas temperaturas que nos permiten vestir comodamente y las horas cercanas a la nocturnidad a las que el Sol se pone en nuestro emisferio en esta época nos permiten retrasar al máximo el momento de captura de  la puesta del astro rey.

Y como cada año, hay que aprovechar ese momento de luz dorada para dar un toque acogedor a la escena.

Así quedó mi toma tras unos pocos ajustes de contraste, reducción de ruido y los habituales de exposición y brillo. No tiene más; quise realzar partes de destellos pero pensé que la realidad se acercaba mucho a lo que se aprecia en la toma y no quise sobrepasarme en procesado. Ya lo dicen los que saben de esto y de otras muchas cosas.

Menos es más. Espero que guste.

Sol Tardío.

Así se pone el Sol en el Valle de Iruelas. Ávila.

Anuncios

Acerca de Luis.Fernández

Para poder ir viendo; fotógrafo. Para poder ir entendiendo; lector. Para poder ir viviendo; humano.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario; tu opinión es bienvenida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s